Telecom

Contexto

Realizamos un proyecto de Supply Chain y de Costes Indirectos para una multinacional española con dos fábricas europeas y operaciones en Europa, América y Asia. El perímetro de actuación para el caso de negocio en cuestión es el de las Telecomunicaciones de la sede española.

El Covid-19 y todas las restricciones sanitarias impactaron fuertemente la facturación de nuestro cliente. Enmarcado en un nevo plan estratégico, la empresa se lanzó al desarrollo de nuevos productos, requiriendo la excelencia operativa y la optimización de costes en todos los frentes para dar soporte al esfuerzo financiero.

El ámbito para tratar hacía referencia al departamento de IT y la gestión de telefonía móvil, fija y datos de la sede y filiales en España. Objetivo: detectar oportunidades, desarrollar acciones e implementar los ahorros, al éxito.

Proyecto:

Telefonía Móvil

Nuestro cliente estaba operando en un escenario Covid-19 en el que un gran porcentaje de los servicios contratados en Telefonia Móvil no se estaba utilizando. Además, los servicios no estaban actualizados a las necesidades vigentes ni a los precios que se manejaban en el mercado proveedor.

Lo primero que se decidió hacer fue el análisis de las partidas con mayor gasto dentro de la categoría de Telefonía Móvil. Dentro de estas partidas las que mayor gasto representaban eran ‘Datos no-UE’ y el uso de Datos UE en los teléfonos de empresa.

Telefonía Fija y Fibra

También pusimos el foco en la Telefonía Fija y la Fibra de la compañía. El enfoque era algo distinto, ya que la estructura de IT de la multinacional dependía de estos servicios. La infraestructura era antigua, por lo que no había comparativa directa en el mercado proveedor. Verificamos tanto los precios actuales del proveedor como los de mercado, obteniendo insights relevantes para conseguir los ahorros.

Además, hicimos un ejercicio de discrepancias en la facturación. La multinacional renovó el acuerdo bajo la promesa obtener una rebaja en los precios del servicio de un 45%. Sin embargo, ese ahorro prometido no se reflejaba en la facturación del cliente.

Análisis de datos

Telefonía Móvil

  1. Servicio Internacional de Datos

Primero analizamos el uso de este servicio a lo largo de todo el periodo Covid-19. Mediante analytics descubrimos que el servicio no se consumió debido a las restricciones de movilidad aplicadas a lo largo de todo España y Europa. Por lo tanto, suprimimos el gasto en su totalidad.

  1. Tarifas de Internet Nacional

Mediante nuestra gestión de datos, analizamos los terminales asociados dicho servicios, existiendo un aumento del consumo en dicho servicio. Sin embargo, comprobamos que la política de gestión y asignación de tarifas de internet a los terminales de empresa necesitaba una adecuación oportuna.

Analizamos cada uno de los terminales, verificamos el consumo que tenían y los adaptamos a su correcta cuota. Nos encontramos que la gran mayoría ni siquiera llegaba a un consumo razonable como para no modificar el servicio contratado. Por políticas internas no pudimos adecuar todos los terminales.

Telefonía Fija y Fibra

La multinacional también tenía pequeñas filiales que disponían de los servicios de fibra básicos. Tanto en la central como en las filiales, la fibra consistía en ADSL desactualizado desde hace años. Lo primero que hicimos fue analizar en el mercado proveedor los sustitutos directos en ADSL y los precios que se comercializaban. Sin embargo, era necesario cambiar la infraestructura de ADSL a Fibra. La finalidad fue obtener un servicio más actualizado, de mayor calidad y a menor precio.

Analizando discrepancias en tarifas, verificamos que el ahorro prometido por el proveedor actual no se cumplía. La comparativa entre el escenario antiguo y el escenario prometido, no se correspondía con la realidad, ya que los precios cotizados en la presentación de renovación del acuerdo no eran reales.

Resultados:

En referencia a las dos principales palancas de ahorro en Telefonía Móvil, conseguimos realizar los siguientes cambios tras negociar con el actual proveedor:

  • Eliminación completa del servicio de datos no-UE.
  • Reajustar las cuotas de internet UE a sus adecuados usos y consumos.

En total, se consiguió un ahorro del 100% en el servicio no-UE y un 80% en la palanca de reajuste de datos UE.

Para la Telefonía Fija y Fibra, renegociamos las condiciones prometidas en la renovación del acuerdo de Telefonía Fija para obtener el ahorro real. También negociamos con el actual proveedor de ADSL el cambio de tecnología en la fibra de la empresa y sus respectivas actualizaciones de precio. Con esta estrategia evitamos tener que cambiar de operador y todos sus costes asociados. Conseguimos:

  • Aumentar el ahorro en la factura de la Telefonía Fija del 8% al 45% prometido.
  • Reducir el gasto en tecnología ADSL por un cambio de tecnología y un ahorro económico del 58%.

Analytics y consultoría con resultados concretos

¿Avanzamos?

Conecte con nosotros